10 imágenes para cambiar a México

Yo no sé dibujar. Sin embargo, tengo convicciones. Una de esas convicciones es que una “imagen dice más que mil palabras”. Otra de las convicciones que me rigen es que “hace más el que quiere, que el que puede”. Dos convicciones más: “empieza donde estás, usa lo que tienes, haz lo que puedas” y “otro México es posible”.

Tengo la certeza de que a este pueblo mexicano se le puede enseñar mucho a partir de imágenes, según diversos estudios no somos un país que lea mucho -en promedio-, pero una serie de imágenes incisivas seguro lograría al menos sembrar las semillas necesarias para que emergiera un nuevo sujeto, un nuevo mexicano -con suerte, un individuo que guste de leer.

Las imágenes que podrían cambiar a este país son aquellas que con un lenguaje por demás básico lograran explicar cuestiones complejas de poder, dominación y abuso, del gobierno, de entidades financieras, de empresas transnacionales -siempre y cuando haya casos comprobados de conflicto. Estoy seguro que esta acción engendraría sujetos revolucionarios, por el simple hecho de dotar de conciencia de clase a los individuos.

¿Sujetos revolucionarios?, ¿conciencia de clase?, ¿es que acaso soy comunista? No. No lo soy. Pero acepto con picardía cierta admiración para con todo aquel que cuestione el orden establecido, entre otras cosas porque el disenso refuerza y es parte de la democracia. Hará un año que estuve en una convención donde el comunismo era EL tema, y recuerdo que tuve la oportunidad de contrastar esa lucha “clásica”, con el actual rosa de la CDMX; por conclusión para mis adentros no pude más que pensar en que de verdad hace falta volver a Marx -pero sin el ingrediente internacionalista; en este México revuelto, la izquierda, nutrida de comunistas y socialistas, es enemiga del PRI, que es miembro a su vez de la Internacional Socialista.

Los gráficos, pues, tienen el poder de introducir los mensajes básicos que han de servir de INDUCCIÓN para que un sujeto ordinario se convierta en uno con capacidad de cambiar su entorno, y que efectivamente busque cambiar su entorno.

Si no le decimos a este pueblo qué es lo que está mal, entonces, ¿cómo esperamos que luchen, se congreguen, militen, y salgan a votar?

Yo no sé dibujar, ¿quién toma la tarea para sí?

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s