¿Información o propaganda?

Mis respetos para los medios de comunicación independientes y comprometidos socialmente, porque claro que los hay. Pero hay otros que dejan mucho que desear, como es el caso del host de este titular: “AMLO vira hacia la izquierda radical, rechaza alianza con socialdemócratas para 2018”.

Me llamó tanto la atención el encabezado de este sitio colombiano que me apresté a leer el artículo, y fue curioso ver las descalificaciones hacia Andrés Manuel. No es que yo le apoye y que vaya a votar por él por segunda ocasión, es la forma en la que se le señala la que es chocante, irrespetuosa, y muy tendenciosa. La crítica va para el medio de comunicación Panam Post, que a todas luces hace uso de la denostación, y no dudo que a cambio de dinero.

La siguiente es la transcripción de los comentarios a que me hice acreedor por comentar contestatariamente en ese artículo de la página del Panam que: “Radical”, viene de “raíz”; ¿quién no quisiera arrancar de raíz las problemáticas de la sociedad?

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Javier I. Figueroa Gago (Venezuela): “jajajajajajajajajajajajjaajajajajajajajajaja, si eres cuchi… la izquierda radical nunca arrancará de raíz las problemáticas de la sociedad. Al contrario, las incrementará para aferrarse al poder. Te escribe un venezolano que salió huyendo del desastre en el cual se convirtió Venezuela, por culpa de una izquierda ´radical´, como tú mencionas. Partido que apoye a la ´revolución bolivariana´ son cómplices de una dictadura y de narcotráfico. Saludos.”

Yo: “Hola, cuando digo radical me refiero al título de la nota, no a la naturaleza del partido Morena. En México vivimos una relación compleja con Estados Unidos, sacudirse a Estados Unidos es radical, no sé si me explico… Te diré un secreto, AMLO no es de izquierda radical, pero muchos de sus seguidores sí, y, pues la política es política… Cuando AMLO gobernó la capital del país lo hizo como socialdemócrata, y así lo hará como presidente (y si no, lo sacamos). Así, cuando hablo sobre lo ´radical´, me mofo un tanto de lo tendencioso de este medio de comunicación”.

Félix de Jesús Ayala (Metepec, Estado de México): “Primero, el mexicano debe cambiar su mentalidad, luego tener mayor educación, leer lo suficiente para entender que el crecimiento no es solo por parte de un gobierno, pero un pueblo ignorante y mediocre, votará por un ´líder´ que le de de comer casi en la boca, que le de donde vivir gratis y que no sea necesario trabajar. Claro, eso no existe. Pero las nuevas generaciones no saben de historia y creen que eso es un mundo ideal. Lamentablemente existe el trabajo desde que la humanidad tiene conciencia, hasta entre los animales hay trabajo, pero el hombre, por su enorme ego, y querer tener todo, se generan sociedades disparejas por la ambición de poder y dinero, algo muy común en los regímenes comunistas que se hacen dictatoriales. Países como Finlandia, no tienen un país con muna religión y tienen crecimiento, China, es un ejemplo de trabajar duro, que en términos reales ha dejado de ser comunista totalmente”.

Yo: “Totalmente de acuerdo contigo, con excepción del ejemplo de China. Sí examinas mejor, verás que el “peje”, como le llaman, no es comunista, pero política es política, y claro que tiene seguidores en el amplio espectro. Aquí no buscamos un líder que sea el salvador, ningún país debería hacer eso, pero el proyecto de nación que abandera es más conveniente para la realidad que tenemos. Aquí se buscan emprendedores, y el candidato que esté dispuesto a liberalizar (por ejemplo, adecuando el marco jurídico) las fuerzas de los ciudadanos tendrá mi voto. No sé de qué país seas, pero no podemos, en México, seguir votando por lo mismo para que se reproduzca la misma realidad, esa con la que no estamos de acuerdo, esa que nos posiciona como el segundo país más violento del mundo. Queremos un país con libertad y propiedad privada, pero éste país que queremos no es posible dadas las actuales condiciones de corrupción, impunidad, privilegios e inseguridad. Cambiar no está mal, y mucho menos cuando el cambio es por alguien de quien ya es conocida la forma de gobernar”.

Si bien es cierto que hay que seleccionar las personas con las que hacemos intercambios, no dejé pasar la ocasión porque me pareció, repito, carente de ética la forma en la que el medio hacía propaganda política –informar es otra cosa– en contra de un indiscutible líder político que trata de ir a la raíz para mejorar la vida del país –y lo digo aun consiente de las personas que llegarían junto con él al poder, pero no soy idealista ni idealizo a nadie; creo en las leyes, y este hombre ha dado señales de querer adecuar las leyes para que la maquinaria del país acelere.

PERO LO MÁS IMPORTANTE: fuera del país se le percibe a López Obrador como a un comunista, cuando en el fondo sabemos que es un personaje del nacionalismo revolucionario, viejo miembro del PRI, partido al que abandonó por el giro que dio dicho instituto.

ADEMÁS, y retomando el origen de todo esto, que es un encabezado en un diario digital, esos socialdemócratas (PRD) fueron los que rechazaron a AMLO en la intentona de arrebatarle el Estado de México al PRI en las recientes elecciones. Es un hecho irrefutable el que la TRANSICION histórica ya se hubiera dado si Juan Zepeda (PRD) hubiera declinado en favor de Delfina (Morena); pero lo que sucedió no deja lugar a dudas: la no declinación de Zepeda favoreció al estado actual de cosas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s